Cómo ahorrar energía y bajar el precio del gas hoy: el revaporizado

Cómo ahorrar energía y reducir el precio del gas optimizando el revaporizado

Debido al aumento del precio del gas, en muchas industrias el coste del vapor es un factor clave de su rentabilidad; por eso es muy importante gestionar eficientemente la producción y la utilización del vapor a fin de reducir su coste.

El factor más importante en el coste del vapor es, evidentemente, el precio del gas. En el mercado mayorista español, tal como se muestra en el siguiente gráfico, durante 2023 se prevé que el precio se situará ligeramente por encima de 70 euros/MWh:

Precios diarios de Mibgas
Precios diarios de MIBGAS

Este precio representa casi cuatro veces más del valor normal de los últimos años, como se muestra en el siguiente gráfico:

Evolución del precio del gas hasta hoy
Evolución del precio del gas

Los aumentos en el precio del gas se han traducido en un aumento paralelo del coste del vapor que, en función del precio del gas, se sitúa, según se disponga o no de economizador y del nivel de recuperación del revaporizado, en los niveles indicados en los siguientes gráficos:

Coste aproximado del vapor para una caldera
Coste aproximado del vapor para una caldera

De los gráficos se deduce que las medidas de ahorro energético permiten reducir sensiblemente el coste del vapor. Así, para un precio del gas de 70 euros/MWh, el coste del vapor es de 75 euros/Tonelada en una instalación sin economizador y que libere el revaporizado del tanque flash a la atmósfera, pero ese coste se reduce a 57,1 euros/Tonelada si se instala un economizador y se recupera la energía del vapor flash. ¡Un ahorro del 24% en la factura del gas!

Los efectos de ambas medidas, juntas y por separado, en el coste del vapor en euros/Tonelada se resumen en la tabla siguiente:

Sin economizadorCon economizador
Recuperando revaporizado62,4 euros/Tonelada57,1 euros/Tonelada
Sin recuperar revaporizado75 euros/Tonelada67,3 euros/Tonelada

Conclusiones para ahorrar energía y reducir el precio del gas

Recuperar el calor de los humos de la caldera mediante un economizador y recuperar la energía del revaporizado mediante un intercambiador son pues medidas que pueden reducir notablemente el coste del vapor, pero no son las únicas que pueden ayudarle a reducir la factura del gas.

Mejorar el aislamiento de tuberías y accesorios y controlar regularmente el funcionamiento de los purgadores de vapor permite reducir el consumo innecesario de vapor y, por tanto, reducir también el coste de la energía consumida.

En SEDITESA somos especialistas en vapor. Consúltenos aquí.


Te invitamos a que leas también los siguientes artículos de Seditesa:

Otros artículos de interés: