Bombas neumáticas

Las bombas neumáticas se caracterizan por ser:

  • Autoaspirantes.
  • Volumétricas (pueden usarse como dosificadoras).
  • Regulables: desde cero hasta el caudal máximo.
  • No se ven afectadas si trabajan sin caudal.
  • Pueden trabajar en ambientes explosivos (son antideflagrantes).
  • Pueden trasegar líquidos cargados y viscosos.

Las bombas neumáticas se construyen en dos ejecuciones fundamentales: de membrana y de pistón.

Bombas Neumáticas de doble membrana

Las bombas neumáticas de membrana utilizan como impulsor dos membranas unidas por un eje que se mueve alternativamente impulsado por el aire comprimido de accionamiento.

  • El cuerpo puede construirse en aluminio, polipropileno, acero inoxidable, etc.
  • La membrana se fabrican en teflón, y otros materiales apropiados al fluido a trasegar.
  • La presión máxima de salida del líquido bombeado es igual a la del aire comprimido empleado.
  • Se fabrican para caudales de hasta
  • Las bombas de membrana son económicas, y por ello resultan apropiadas para aplicaciones de exigencias medias en cuanto a fiabilidad, pues siempre existe el riesgo de fallo de la membrana. Para aplicaciones de alta exigencia es recomendable emplear bombas de pistón.
Bombas Neumáticas de piston

Las bombas neumáticas de pistón emplean como impulsor un pistón unido a un eje al que un motor neumático transmite un movimiento alternativo.

Las bombas neumáticas de pistón presentan grandes ventajas sobre las de membrana.

  • Alta fiabilidad: el pistón es casi imposible que falle.
  • Posibilidad de alcanzar presiones varias veces superiores a la del aire comprimido empleado, mediante la utilización de pistones de impulsión de diámetro inferior al del cilindro del motor neumático.
  • Posibilidad de accionar varias bombas en paralelo mediante un solo motor neumático, construyendo así sistemas de dosificación de varios componentes.
  • Posibilidad de alcanzar caudales de hasta 20.000 l/h.
  • Posibilidad de trasegar productos cargados con materiales típicos de matadero (tripas, sangres, desechos animales diversos, etc.).