Válvulas de tres vías de OMC. Qué son y cómo se pueden reparar

Válvulas de tres vías de OMC. Qué son y cómo se pueden reparar

Las válvulas de tres vías de OMC son componentes esenciales en una amplia variedad de aplicaciones industriales y de ingeniería. Estas válvulas desempeñan un papel fundamental en la regulación y control de fluidos. Exploraremos en detalle qué es una válvula de tres vías, cómo funcionan, sus aplicaciones en diversas industrias, los tipos disponibles en OMC y las consideraciones clave para su selección y mantenimiento. Si tienes cualquier duda, por favor, contacta con nosotros.

¿Qué es una válvula de tres vías?

Para comprender completamente qué es una válvula de tres vías, es esencial comenzar por definir qué es una válvula en sí misma. En términos simples, una válvula es un dispositivo diseñado para regular o controlar el flujo de un fluido, ya sea líquido, gas o incluso sólidos en suspensión, a través de un conducto o tubería. Las válvulas se utilizan en una amplia variedad de aplicaciones, desde sistemas de fontanería doméstica hasta procesos industriales complejos.

La «válvula de tres vías», como su nombre sugiere, es un tipo específico de válvula que tiene tres puertos o conexiones para el flujo de fluido. Estos tres puertos permiten que la válvula direccione el flujo del fluido de una manera particular, lo que le otorga una versatilidad única en la regulación y el control de procesos.

En su forma más básica, una válvula de tres vías consta de un cuerpo que alberga un mecanismo interno, generalmente un obturador o una esfera, que se puede girar o mover para conectar de manera selectiva dos de los tres puertos, mientras que el tercer puerto se cierra. Esto permite que el fluido fluya entre dos puertos elegidos mientras se bloquea el tercero, o incluso puede dirigir el flujo de fluido de una manera más compleja según el diseño y la aplicación específicos.

¿Cómo funciona una válvula de tres vías?

Pasemos a examinar su mecanismo interno y los principios de operación. Aunque existen varias configuraciones y diseños para estas válvulas, el principio básico es el mismo: redirigir el flujo de un fluido seleccionando entre tres opciones de ruta.

Componentes clave

Las válvulas de tres vías de OMC constan de varios componentes clave:

  • Cuerpo de la válvula: Este es el cuerpo principal de la válvula que contiene todos los demás componentes. Por lo general, está hecho de materiales resistentes a la corrosión y a la presión, como acero inoxidable o bronce.
  • Obturador o esfera: El obturador o esfera es el componente que controla el flujo del fluido. Puede girar o moverse dentro del cuerpo de la válvula para conectar los puertos de manera selectiva.
  • Actuador: El actuador es el mecanismo que controla el movimiento del obturador o esfera. Puede ser manual, eléctrico, neumático o hidráulico, dependiendo de la aplicación y el grado de automatización requerido.
  • Puertos: Las válvulas de tres vías tienen tres puertos que se utilizan para conectar tuberías o conductos. Estos puertos se denominan comúnmente Puerto A, Puerto B y Puerto C.

Principio de funcionamiento de las válvulas de tres vías estándar de OMC

El principio de funcionamiento de una válvula de tres vías se basa en la capacidad de redirigir el flujo de fluido conectando selectivamente dos de los tres puertos. Dependiendo de la posición del obturador o esfera y del diseño específico de la válvula, se pueden lograr varias funciones. Algunos de los escenarios más comunes incluyen:

  1. Mezcla: En esta configuración, el fluido fluye desde dos puertos y se mezcla antes de salir por el tercer puerto. Esto se utiliza en sistemas donde se requiere una mezcla precisa de dos fluidos, como en la industria química o de procesamiento de alimentos.
  1. Derivación: En este caso, el fluido fluye desde un puerto y se deriva hacia otro puerto, mientras que el tercer puerto se cierra. Esto se utiliza en sistemas de control de temperatura, donde se puede desviar parte del flujo para mantener una temperatura constante.
  1. Conmutación: La válvula puede cambiar entre dos puertos diferentes, permitiendo que el flujo se alterne entre dos direcciones. Esto se utiliza en aplicaciones donde se requiere cambiar la dirección del flujo, como en sistemas de refrigeración.

La posición del obturador o esfera se controla mediante el actuador, que puede ser operado manualmente por un operador o de manera automática mediante un sistema de control. Esto permite una regulación precisa del flujo de fluido según las necesidades del proceso.

Aplicaciones de las válvulas de tres vías de OMC

A continuación se presentan algunas de las aplicaciones más comunes:

Climatización y control de temperatura

En sistemas de climatización, calefacción y refrigeración, las válvulas de tres vías se utilizan para controlar la mezcla de agua caliente y fría para mantener una temperatura constante en un edificio. Estas válvulas aseguran un confort térmico óptimo y un consumo eficiente de energía.

Procesamiento químico

En la industria química, las válvulas de tres vías se utilizan para mezclar precisamente diferentes sustancias químicas en una reacción controlada. Esto es crucial para la fabricación de productos químicos, farmacéuticos y materiales avanzados.

Control de procesos industriales

En procesos industriales, las válvulas de tres vías se emplean para regular el flujo de fluidos en sistemas de tuberías complejas. Pueden utilizarse para desviar el flujo hacia diferentes equipos o para mezclar varios productos químicos o materiales.

Sistemas de agua caliente y fría

En sistemas de suministro de agua caliente y fría, las válvulas de tres vías ayudan a mantener la temperatura del agua en un rango deseado. Esto es especialmente importante en aplicaciones residenciales y comerciales.

Aplicaciones médicas

En equipos médicos, como los dispositivos de análisis de sangre, las válvulas de tres vías se utilizan para controlar el flujo de líquidos, permitiendo una extracción precisa de muestras y la administración de medicamentos de manera controlada.

Sistemas de automatización industrial

En sistemas de automatización industrial, las válvulas de tres vías se utilizan para controlar el flujo de aire comprimido o líquidos en máquinas y procesos de fabricación automatizados.

Estas son solo algunas de las muchas aplicaciones de las válvulas de tres vías, y su versatilidad las convierte en un componente esencial en una amplia variedad de industrias y campos de la ingeniería.

Tipos de válvulas de tres vías actuales en OMC

Existen varios tipos de válvulas de tres vías, cada una diseñada para satisfacer necesidades específicas en términos de aplicaciones y condiciones operativas. Algunos de los tipos más comunes son:

Válvulas de tres vías manuales

Las válvulas de tres vías manuales se operan manualmente mediante una palanca o una perilla. Son adecuadas para aplicaciones donde se requiere un control simple y no se necesita automatización. Estas válvulas son económicas y fáciles de usar, pero su desventaja es que no pueden proporcionar un control preciso en aplicaciones complejas.

Válvulas de tres vías motorizadas

Las válvulas de tres vías motorizadas cuentan con un actuador eléctrico que permite un control más preciso y automatizado. Se utilizan en sistemas donde se necesita un ajuste constante y en aplicaciones de automatización industrial avanzada.

Válvulas de tres vías neumáticas

Estas válvulas están diseñadas para ser operadas por aire comprimido. Son ideales para aplicaciones en las que se necesita un control rápido y preciso en entornos industriales.

Válvulas de tres vías hidráulicas

Las válvulas de tres vías hidráulicas funcionan utilizando la presión hidráulica. Se utilizan en sistemas donde se requiere una alta potencia y precisión, como en maquinaria pesada y sistemas de control de movimiento.

Válvulas de tres vías de bola y de asiento

Los diseños de válvulas de tres vías pueden variar, y dos de los tipos más comunes son las válvulas de bola y las válvulas de asiento. Las válvulas de bola utilizan una esfera perforada para controlar el flujo, mientras que las válvulas de asiento utilizan un obturador en forma de cono o cilindro.

Válvulas de tres vías de diafragma

Las válvulas de tres vías de diafragma utilizan un diafragma flexible para controlar el flujo. Son adecuadas para aplicaciones en las que se deben evitar fugas y la contaminación del fluido.

La elección del tipo de válvula de tres vías dependerá de la aplicación específica y de los requisitos de control. Cada tipo tiene sus propias ventajas y desventajas, por lo que es importante seleccionar la opción adecuada.

Consideraciones de selección y mantenimiento en OMC

La selección y el mantenimiento adecuados de las válvulas de tres vías son fundamentales para OMC.

Requisitos de la aplicación

Antes de seleccionar una válvula de tres vías, es importante comprender los requisitos específicos de la aplicación, como la temperatura, la presión, el tipo de fluido y las funciones requeridas (mezcla, derivación, conmutación, etc.). Esto determinará el tipo de válvula más adecuado.

Material de construcción

El material de construcción de la válvula debe ser compatible con el fluido que fluirá a través de ella. Los materiales comunes incluyen acero inoxidable, bronce y plástico. La corrosión y la resistencia química son consideraciones importantes.

Tamaño y capacidad de flujo

El tamaño de la válvula y su capacidad de flujo deben estar en línea con los requisitos del sistema. Se debe calcular el diámetro adecuado para evitar restricciones en el flujo y asegurar un rendimiento eficiente.

Actuación y control

La elección del tipo de actuador (manual, eléctrico, neumático, hidráulico) dependerá de la automatización requerida y del grado de precisión del control.

Mantenimiento preventivo

Las válvulas de tres vías requieren mantenimiento periódico para garantizar su funcionamiento continuo. Esto puede incluir la limpieza, la lubricación y la inspección de componentes críticos.

Normativas y certificaciones

En muchas industrias, las válvulas deben cumplir con normativas y estándares específicos. Asegurarse de que una válvula cumpla con estas normativas es esencial para la seguridad y el cumplimiento legal. Las válvulas de OMC proporcionadas por Seditesa cumplen los más altos estándares legales.

Cómo sustituir y/o reparar una válvula de tres vías desviadora y mezcladora modelos TD10 de OMC

Cómo sustituir recintos u obturadores de la válvula desviadora

El proceso es el siguiente:

Reparar una válvula de tres vías desviadora
  1. Separa el actuador del cuerpo de la válvula siguiendo las instrucciones previas.
  2. Afloja la tuerca (1) y desenrosca completamente los pernos (3).
  3. Desenrosca por completo los pernos (4) mientras mantienes el vástago (2) bloqueado.
  4. Separa el conjunto del bonete (5) del cuerpo de la válvula (6).
  5. Extrae completamente el vástago (2) del obturador superior (9) en el bonete (5).
  6. Desenrosca los recintos (7) y (8) utilizando las llaves adecuadas.
  7. Retira el obturador inferior (10).
  8. Si es necesario, reemplaza los recintos (7) y (8).
  9. Coloca el nuevo obturador en el bonete (5), asegurándote de lubricar el vástago con aceite de silicona.
  10. Siempre cambia la junta del cuerpo (11), limpiando con cuidado las superficies de apoyo.
  11. Vuelve a montar todo repitiendo las operaciones en orden inverso, prestando atención a la alineación adecuada de los vástagos, recintos y obturador.
  12. Aprieta las tuercas (3) de manera gradual y en un patrón cruzado utilizando el par de apriete adecuado.

Nota: Cuando reemplaces el obturador, también es necesario reemplazar la caja.

Cómo reparar y reemplazar obturadores de una válvula mezcladora

Reemplazar
obturadores de una
válvula mezcladora

Para llevar a cabo esta tarea, sigue estos pasos:

  1. Comienza separando el actuador del cuerpo de la válvula siguiendo las instrucciones previas.
  2. Afloja la tuerca (1) y desenrosca por completo los pernos (3).
  3. Luego, separa el conjunto del bonete (5) del cuerpo de la válvula (6).
  4. Extrae completamente el vástago (2) de los obturadores (9) y (10) en el bonete (5).
  5. Desenrosca y reemplaza los recintos (7) y (8) utilizando las llaves adecuadas.
  6. Inserta en el bonete (5) el nuevo conjunto de obturadores, asegurándote de lubricar el vástago con aceite de silicona.
  7. Siempre cambia la junta del cuerpo (11), limpiando con cuidado las superficies de apoyo.
  8. Ahora, procede a volver a ensamblar todo, siguiendo las operaciones en orden inverso y prestando atención a la correcta alineación de los vástagos, recinto y obturador.
  9. Finalmente, aprieta las tuercas (3) de manera gradual y en un patrón cruzado, tal como se indica en el ejemplo de la «Figura 2» del párrafo 2.01, utilizando los valores de torque especificados en el capítulo 5.

Nota importante: Cuando reemplaces el obturador, también será necesario sustituir la caja de prensaestopas.

Otros artículos de interés: