Caudalímetros electromagnéticos

FUNCIÓN

Los medidores de flujo electromagnéticos miden el flujo en función de la velocidad a la que pasa el fluido. Este dispositivo dispone de dos bobinas que aplican un campo magnético perpendicular a la dirección del líquido que, durante su paso, genera una tensión que es captada por los electrodos. Esta tensión es proporcional a la velocidad, por tanto, al caudal del fluido.

El principio de funcionamiento se basa en la ley de inducción electromagnética de Faraday. Cuando un líquido conductor fluye a través de un tubo no conductor ya través de un campo magnético, genera un voltaje (E) que depende de la siguiente ecuación:

 

E = k · B · I · v

La diferencia de potencial o diferencia de potencial de los electrodos (E), proporcional a la velocidad o caudal del líquido. Campo magnético (B), generado por dos bobinas de cobre. Tiene una corriente constante.

La longitud del cable (l) es la distancia entre los electrodos de medición o el diámetro interior del tubo de medición. Es un valor constante.

La única variable en la ecuación de Faraday (v) es la velocidad del fluido.

BENEFICIOS

El caudalímetro electromagnético es ideal para aplicaciones de aguas residuales o, en general, cualquier líquido conductor o agua sucia. También aceptan cualquier líquido conductor (ácido, base, lechada…).