Innovaciones de la válvula reductora de presión COSPECT. Instalaciones de fluidos

Las tres innovaciones que han hecho de la válvula reductora de presión COSPECT la mejor del mercado

Después de la experimentación con válvulas reductoras de presión convencionales, desde un punto de vista del usuario que TLV realizó en su equipo de pruebas en los inicios de los años 80, se quería crear una PRV con rendimiento superior. Estas son las innovaciones que trajo la válvula reductora de presión de vapor COSPECT de TLV:


Primera innovación de la válvula reductora de presión de vapor. La separación de condensado

Válvula reductora de presión TLV
Válvula reductora de presión TLV

La fuerza centrífuga fue la clave

Un separador que forzaría a separar el condensado del vapor fluyendo a velocidades de hasta 30 m/s había sido desarrollada. TLV había desarrollado un separador para aire comprimido con un pico de eficiencia de separación del 85%. Esto incorporó un sistema de rotación en el cual la entrada de vapor en el separador fue hilada a la alta velocidad y el condensado más pesado fue forzosamente separado por su propia inercia, debido a la fuerza centrífuga. De los muchos diferentes diseños, se determinó que este tipo de separador era ideal desde el punto de vista de tamaño y función.

Prueba y error

Las dificultades imprevistas continuaron produciéndose. El mayor fue que, el condensado que había sido separado podría ser descargado ya que éste sería arrastrado de nuevo en el vapor que pasaría a través del separador a velocidades considerables.

Válvula reductora de presión COSPECT

La forma, el ángulo y el número de aletas que causaron la rotación del flujo fueron reexaminadas, los materiales de construcción fueron más estudiados y nuevos modelos experimentales fueron fabricados una y otra vez en un largo proceso de prueba y error.

Eficiencia de separación del 98%

La prevención de que el condensado fuera arrastrado de nuevo se resolvió finalmente por uno de los técnicos que sugirió que la reducción de velocidad de flujo cerca de la válvula debía eliminar prácticamente el condensado que se encuentran en el flujo.

El equipo de desarrollo revisó el cuerpo para hacerlo más grande en la parte inferior. Como resultado, la velocidad de flujo se redujo enormemente entre el separador y la válvula, y el condensado más pesado fue inmediatamente descargado con una eficiencia de separación del 98%. De este modo el separador fue completado.

Segunda innovación de la válvula reductora de presión de vapor. El purgador de flotador libre

Flotador libre de TLV
Flotador libre de TLV

Integración en la válvula reductora de presión. El purgador ideal de descarga continua

En los inicios de los años 80 uno de los equipos de desarrollo de productos TLV informó que estaba cerca de concluir un nuevo diseño de válvula: una de descarga continua provista de un sello hermético. La válvula en desarrollo era la válvula de vapor SST, una singular que utiliza el diseño de flotador libre con descarga continua de condensado.

El sistema de soporte de 3 puntos provee un sellado hermético

El único sistema de soporte de 3 puntos, consistente de una guía de 2 puntos y el asiento de la válvula, coincidan exactamente con el contorno de la superficie esférica casi perfecta del flotador. Al igual que un trípode de cámara, este soporte de tres puntos ofrece un sellado perfecto entre el flotador y el asiento de la válvula. Aun cuando muy poco condensado entre en la válvula, se mantiene el sello hermético. Esta fue una contribución tecnológica clave para el desarrollo de la válvula reductora de presión ideal TLV.

Tercera innovación de la válvula reductora de presión de vapor. La creación del control de presión de precisión

Algunos de los modelos de ensayo que se utilizaron para perfeccionar el modelo final
Algunos de los modelos de ensayo que se utilizaron para perfeccionar el modelo final

La forma del pistón fue la clave

Con los diseños de pistón convencionales en los cuales la parte inferior era plana, existían pequeñas variaciones en la presión, rango de flujo, o velocidad del flujo de vapor. el choque constante siempre en el mismo punto ocasionaba que la erosión causara pequeñas deformaciones en la superficie haciendo que el pistón terminara por inclinarse.

Con el fin de corregir este problema, el equipo de desarrollo diseñó, fabricó y probó los pistones con formas de base diferentes. Algunas de la amplia variedad de formas que consideró TLV fueron: una pirámide invertida, una bola y una «R» invertida. Finalmente una bola perfecta del tamaño de una pelota de Ping-Pong fue la respuesta. Los técnicos aseguran que cuando los técnicos verifican el estado de bolas en equipos de varias décadas de uso siguen manteniendo una esfericidad sorprendentemente perfecta.

Estas innovaciones han hecho de la válvula reductora de presión de vapor de TLV la mejor del mercado. Solo así se entiende la fidelidad de aquellos profesionales que han tenido oportunidad de utilizarla.

Si te queda alguna duda sobre las innovaciones en la válvula reductora de presión de vapor de TLV puedes contactar con Seditesa desde este enlace.

Otros artículos de interés: